cuesta-enero-montsia

Ya hemos empezado el año y delante nuestro tenemos la temida “cuesta de enero”. Por eso en Montsià queremos darte 3 consejos para reducir gastos sin renunciar a una alimentación saludable y equilibrada.

Cuando vayamos al supermercado, es importante no fijarse solo en los productos fáciles e inmediatos porque no conseguiremos una dieta completa y no controlaremos nuestros gastos. Los platos preparados son una manera rápida para salir del paso, pero hay recetas más saludables, económicas e igual de rápidas.

1- No te olvides de hacer una lista. Un grave error es ir dando vueltas por el supermercado porque acabas comprando cosas que no necesitas. Uno de los trucos más efectivos es antes de salir de casa redactar una lista y ceñirse a ella. Así únicamente comprarás los productos que necesitas y reducirás los gastos.

2- Compra productos de temporada. Si vas al mercado o supermercado, verás que las frutas y verduras cambian su precio según su estacionalidad. Es importante que compres los productos de temporada para que así el precio esté más ajustado y para que la frescura y sabor sean mayores. En invierno opta por zanahorias y naranjas y en verano por frutas como la sandía o el melón.

3- La despensa es tu gran olvidada. Los alimentos no perecederos suelen ser los más económicos o incluso estar de oferta. Los cereales como el arroz o las legumbres, como las lentejas o los garbanzos son alimentos con gran cantidad de nutrientes, como la proteína.

Recuerda ir al supermercado con la barriga llena para no comprar productos innecesarios y poco sanos. Seguramente, los alimentos que incluyas en la cesta de la compra, sean aquellos que te apetecen y no los que necesitas.

Con estos tips, seguro que conseguirás tener una dieta equilibrada, completa y… ¡económica! Para poder afrontar la cuesta de enero de una manera más fácil.