Con el buen tiempo, es importante que tus hijos se hidraten bien con una alimentación y meriendas saludables.

Os dejamos cuatro meriendas saludables y refrescantes para que los más pequeños de la casa combatan el calor.

Lo más importante es seleccionar productos de temporada, ricos en agua, sin una cantidad abundante de azúcar y, sobre todo, cuidar las temperaturas de nuestros platos para que nos ayuden a refrescar el organismo en esta temporada.

Yogur con frutas: Una de las meriendas más completas y refrescantes es un vasito de yogur con frutas. Para preparar esta merienda solo necesitarás 1 yogur desnatado, un poco de miel, 3 galletas y 6 cerezas partidas. En un recipiente mezclamos el yogur con la miel para endulzarlo. Luego en el vasito añadimos las galletas troceadas primero, después incorporamos el yogur y por último lo decoramos con las cerezas partidas. Fácil, ¿no?

Brocheta de frutas: Preparar una brocheta es una forma divertida de inculcar las frutas a tus niños. Es una de las meriendas más fácil de preparar ya que solo necesitamos un poco de piña, 1 plátano, 1 melocotón, 1 ciruela, 1 cereza.

¡No te olvides de lavar bien la fruta y de pelarla! Una vez hayas hecho el primer paso, corta la fruta en tacos un poco grandes. Después, solo deberás colocar las piezas en las brochetas, jugando con las texturas y los colores.

Smoothies: Otra receta muy sencilla y refrescante es preparar un smoothie: un batido de frutas con toppings. Solo necesitarás unas cuantas piezas de frutas (mango y frambuesas), almendras y leche.

Para preparar el smoothie deberemos meter la leche y la pulpa del mango muy fría en la licuadora. Así obtendremos un batido que se puede servir tanto en un vaso o en un bol para que les sea más fácil de tomar a los niños. Para decorar esta merienda, añadiremos las almendras y las frambuesas.

Polos de yogur y frutos rojos: La merienda estrella para los niños son los polos elaborados con frutas naturales. Esta idea es perfecta para sustituir a los helados industriales que llevan más grasas y azúcares. Para preparar el polo necesitaremos 1 yogur desnatado, 1 cucharada de miel, 2 fresas, 2 cerezas y 5 arándanos.

Añadimos en la licuadora el yogur y los frutos rojos con miel. Una vez tengamos todos los ingredientes licuados, colocamos la mezcla en unos moldes y los introducimos en el congelador unas 3 o 4 horas y listo.

Estas son solo algunas de las ideas que puedes elaborar con tus hijos. ¿Qué les sueles dar para merendar cuando llega el calor?