Llega el mes de junio y eso significa que empieza la Fiesta de la Plantada de l’Arròs, una de las celebraciones más características del Delta.

En el 2001 se creó esta fiesta popular con la finalidad de potenciar uno de los ingredientes más característicos de la zona: el arroz. Son muchas las poblaciones que se han sumado y han adaptado la Plantada de l’Arròs; Amposta por ejemplo es alguno de los municipios que llevan a cabo esta celebración.

La finalidad de esta fiesta es recuperar la cultura más autóctona del Delta de l’Ebre. A partir de recreaciones, los ebrencs muestran cómo se realizaba esta labor agrícola en el siglo XIX. Con distintas escenificaciones, se enseña a los asistentes cómo se organizaban los plantadores de arroz y cuáles eran los distintos trabajos que se llevaban a cabo durante este periodo del ciclo de cultivo.

La celebración de la Plantada de l’Arròs empieza con la entrada de los campesinos en los arrozales. Dentro de los campos de arroz enseñan, con todo detalle, cómo se realizaban las tareas antiguamente, para que después los asistentes puedan practicar el proceso de plantado.

La fiesta continúa con artesanía, juegos para los más pequeños, música y bailes tradicionales del Delta (la jota) y comida popular.

La tradición y la historia del Delta, igual que en la Fiesta de la Sega, se juntan en la Plantada de l’Arròs. Una celebración perfecta para que los más pequeños y no tan pequeños descubran el esfuerzo y dedicación de los campesinos a la hora de cultivar este mítico cereal.