manualidades-arroz-montsia

Si eres de los que hacía collares de macarrones cuando eras pequeño, te encantará saber cómo hacer arroz de colores para tus hijos.

Hacer arroz de colores es una actividad muy divertida y creativa para los más pequeños de la casa. ¡Se lo pasarán en grande viendo cómo cambia el color del arroz!

Lo primero que necesitarás es arroz largo, unos colorantes, agua, papel de cocina y un cuenco. De momento parece fácil, ¿no? ¡Totalmente! Es una manualidad muy sencilla, solo es cuestión de dejar volar la imaginación.

Primero, en un recipiente tendrás que rellenar un poco de agua para cubrir el arroz. Después, añade unas gotas del colorante que más te guste y remuévelo todo para que se mezcle bien. Es importante que el color del agua sea bastante intenso porque con los pasos siguientes se va a diluir.

Una vez hayas añadido el colorante y veas que el agua tiene un color fuerte, deberás dejar reposarlo unos 10 minutos. ¡Eso sí, remuévelo para que no se forme una masa! Poco a poco ya deberías ir viendo el resultado final porque el arroz habrá absorbido parte del agua coloreada.

¡Listo! En una bandeja o en el mismo recipiente donde mezclaste todo, esparce el arroz y déjalo que se seque. Para acabar de suprimir el agua, coloca el arroz en papel absorbente para que esté totalmente seco. ¡Queda perfecto!

Ahora solo queda darle un uso. Puedes hacer que tus hijos hagan un dibujo con el arroz o simplemente podrás rellenar un recipiente con el resultado final y tenerlo en casa como elemento decorativo.