En España, la tasa de obesidad infantil en los últimos años ha ido elevándose. Es importante inculcar unos hábitos saludables a tus hijos tan solo nacer, para así evitar desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Si toda la familia lleva una alimentación saludable, bebe frecuentemente agua o juega y hace deporte ayudará a los más pequeños a llevar una vida sana y variada. Hoy desde Montsià queremos recomendaros 3 trucos para mejorar la vida de tus hijos.

  • Es importante que los padres ejerzáis de referente para vuestros hijos. A la hora de sentarse en la mesa, siempre debemos aplicar hábitos saludables y tan simples como lavarse las manos. Esto ayudará a concienciar a los más pequeños de la casa y a evitar la propagación de enfermedades.

* Un pequeño truco que os hará sentir mejor es comer y cenar en familia con unos horarios regulares para mejorar la comunicación familiar y vuestra digestión.

  • Una dieta equilibrada ayudará a reducir la obesidad infantil y a conocer los beneficios de cada alimento. Es importante que los niños tomen más fruta, verdura, pescado y cereales. ¡No te olvides de reducir el consumo de comida rápida o alimentos superfluos!

* Un pequeño truco es hacer que los niños participen en la compra y en la elaboración de las comidas para contarles los nutrientes que llevan cada grupo alimentario.

  • El último hábito que no debes olvidar es jugar y hacer deporte con tus hijos. Evitar las horas de televisión y apostar por juguetes creativos, influenciará una mejora de sus condiciones cognitivas y desarrollará su estimulación sensorial. Además, no hay que olvidar que cualquier actividad al aire libre es imprescindible para el buen funcionamiento del organismo.

* Un pequeño truco es organizar excursiones al aire libre en familia para dejar a un lado las actividades sedentarias.

Así pues, unos hábitos saludables son imprescindibles para tener hijos sanos y para prevenir muchas enfermedades.