Con la llegada del invierno, puede que tu piel sufra, se seque y tenga un aspecto más cansado. Ante esta situación, tu mejor aliada es la mascarilla de arroz.

Optar por los remedios naturales como el arroz para poder cuidar la dermis te ayudará a mejorar tu aspecto y a nutrir tu piel. ¿Pero qué beneficios tiene este cereal y por qué se utiliza tanto en la cosmética japonesa?

El grano de arroz tiene la propiedad exfoliante, por lo que elimina las células muertas, mientras que el agua de arroz hidrata, regenera y reafirma la piel. Además, el arroz tiene inositol, un contenido específico que ayuda a frenar el envejecimiento y mejora la circulación sanguínea.

Para poder elaborar la mascarilla de arroz japonesa necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1/2 cucharada de miel
  • 1 cucharada de leche
  • 3 cucharadas de arroz

Para preparar esta mascarilla japonesa, debes cocer el arroz durante 3 minutos y escurrirlo, pero sin tirar el agua. Después mezcla el arroz, la leche y la miel en un recipiente hasta formar una pasta fina.

Ahora sólo tendrás que empezar a aplicar esta mascarilla en tu piel durante unos 15 o 20 minutos. Después, retírala y limpia tu rostro con el agua de arroz que habíamos separado antes para eliminar las pequeñas impurezas que queden.

Si te aplicas esta mascarilla una vez por semana, podrás ir viendo cómo reducirás las manchas, el acné y las arrugas. ¡Pruébalo y cuéntanos si te ha funcionado!