¿A los peques de tu casa también les gusta cocinar? Pues claro, a los niños les encanta formar parte de los hábitos de los adultos, así que la cocina se puede convertir en un punto de encuentro divertido para que padres e hijos paséis muy buenos ratos juntos.

¿Te gustaría cocinar con tus hijos? Aquí van algunos trucos ideas para convertir la preparación de arroz en un exquisito juego en el que no solo aprenderán más sobre los alimentos y cómo cocinarlos, sino que también adquirirán buenos hábitos alimentarios.

  • Aumentará su interés por los ingredientes.
  • Aprenderán a identificar sabores.
  • Compartiréis una experiencia divertida que reforzará vuestra relación.
  • Verás que cuando ellos cocinan su propia comida ¡¡¡no dejan nada en el plato!!!

Empieza con recetas fáciles.

Los platos demasiado elaborados, aburren a cualquier iniciado y si es niño ¡imagina! Para engancharles a la cocina, empieza por recetas fáciles como un arroz a la cubana, una ensalada de arroz, arroz con leche, etc. para que ellos tengan la oportunidad de participar en el proceso, mezclando, amasando, decorando.

Déjales elegir, su opinión cuenta.

Preséntales diferentes opciones de recetas sencillas y que ellos tomen la decisión, así se sentirán más conectados y trabajarán con más entusiasmo. Durante el proceso, deja que satisfagan su curiosidad probando los ingredientes, descubrirán nuevos sabores y juntos podréis ir ampliando su catálogo de platos favoritos.

También puedes hacer que te acompañen a la compra para seleccionar juntos los ingredientes, y aprovechar para enséñarles a escoger la fruta fresca o explicarles las diferencias entre un producto u otro; ya sabes lo que dice Monti “No es lo mismo un grano de arroz que un grano de arroz con Denominación de Origen Delta del Ebro”

Seguridad, higiene y mucha paciencia.

Será divertido pero no tan fácil, ya lo sabes, los niños rompen cosas, se manchan, tienen curiosidad y meten las manos donde no deben. No te desesperes, trabaja tu paciencia para conseguir buen ambiente y diversión a pesar de las incidencias, y para tu tranquilidad, asegúrate de tener el espacio de trabajo preparado, poner ciertos límites para evitar quemaduras o cortes inesperados. Aprovecha también para inculcarles buenos hábitos de higiene, lavarse las manos, recogerse el pelo, lavar bien los alimentos.

¡Ahhh! Importante, en ningún momento, dejes a los niños sin supervisión.

Alimenta su imaginación. ¡Cómo cambia un plato con una presentación creativa! Estimula su espíritu de equipo haciéndoles idear platos nuevos, y colabora “a sus órdenes”. Utiliza la frescura creativa de tus hijos para inventar juntos nuevas formas de presentar los platos, mientras les muestras cómo emplatar con higiene y buen gusto sus propias “obras”.

Aquí te mostramos algunas ideas de platos divertidos hechos con arroz.