La gastronomía del Delta del Ebro es infinita. A pesar de que el ingrediente estrella es el arroz, esta zona de Cataluña puede presumir perfectamente de muchísimos dulces que te harán la boca agua.

¿Quieres saber cuáles son? ¡Te los enseñamos!

Cóc de brossat

El cóc de brossat, como su nombre indica, es una coca elaborada con aceite de oliva, leche y azúcar. La peculiaridad de este dulce es que una vez cocido el bizcocho, se cubre y se gratina con un brossat, que es una especie de requesón. Una vez sale del horno, puedes decorar el cóc a tu gusto, aunque generalmente se hace con piñones.

Cóc de maçanes

Si el cóc de brossat es un dulce estrella del Delta, el cóc de maçanes también puede hacerle sombra. Esta coca se acostumbra a elaborar cuando llega San Juan, ya que coincide con la recogida de la manzana autóctona de la zona. Este bizcocho se prepara con harina, huevos y azúcar, y se cubre, a diferencia del cóc de brossat, con pedazos de manzana.

Capsetes

Las capsetes, un dulce muy típico de las fiestas mayores del Delta, está elaborado principalmente con huevo y almendra. Esta pasta seca, dulce y de textura fina hecha con huevo y con almendras tostadas, se debe cocer en el horno y colocarla dentro de una cápsula de papel.

Coqueta de sagí 

La coqueta de sagí es un dulce elaborado a partir de una pasta seca y crujiente que se elabora con manteca, que es el sagí, azúcar, harina y huevos. Igual que las capsetes, la coqueta es un dulce tradicional de las fiestas mayores.

Panoli

El panoli es una coca pequeña, redonda, plana y crujiente. Como otros dulces típicos de la zona, también se prepara con harina, aceite de oliva, anís, azúcar y moscatel.

Estos son una pequeña representación de la variedad de dulces que tiene el Delta del Ebro. ¡Ahora sólo te queda probarlos!