Arroz Montsià

Masala Dosa



  • Tiempo de cocina arroz montsia
    Tiempo de cocina

    30 min.

  • Dificultad Baja
    Dificultad

    Baja

  • Porciones arroz monstia
    Porciones

    4

  • Granos de arroz monstia
    Arroz Montsià

    Basmati



¿Te apasiona la cocina india? El masala dosa, como su nombre indica está compuesto por el dosa, una crepe crujiente a base de arroz basmati y lentejas que se puede comer sola o rellena con patatas guisadas, por ejemplo. Esta es la receta ideal para vegetarianos sin gluten.

Ingredientes

  • 300 g de Arroz Montsià Basmati
  • 100 g de lentejas o urad dal
  • 4 patatas
  • 150 g de guisantes
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharadita de cilantro
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 3 dientes de ajo
  • pimienta
  • sal
  • garam masala
0/11 Ingredientes
0/11 Preparación

Preparación

 
 
  1. Cocer el arroz, escurrir y dejar enfriar. Colócalo en un recipiente grande que contenga el doble de agua. Dejar reposar durante 8 horas.
     
  2. Remojar las urad dal, legumbres a las que se les ha retirado la piel, o lentejas con abundante agua y dejar también toda la noche.
     
  3. Al día siguiente, escurrir el arroz y las urad dal o lentejas. Añadir el arroz en una batidora hasta que quede una masa sin grumos. Agregar lentamente 1 taza de agua.
     
  4. Repetir la operación con las urad dal o lentejas. Batir mientras se agrega agua hasta obtener una pasta uniforme.
     
  5. Mezclar esta pasta con el arroz, remover hasta que se integre todo, agregar un poco de sal y luego fermentar hasta que se hagan pequeñas burbujas (alrededor de 7 a 12 horas).
     
  6. Mezclar la masa con un poco de agua, hasta conseguir una pasta que se pueda verter, pero no demasiado liquida.
     
  7. Vierta la masa en una sartén antiadherente, extenderla por completo para hacer dosas muy finas.
     
  8. En una sartén grande, calentar aceite y saltear las cebollas y el ajo a fuego medio.
     
  9. Cuando el color sea transparente, agregar guisantes, patatas troceadas y especias.
     
  10. Agregar agua poco a poco a medida que el guiso lo necesite.
     
  11. Verter el relleno sobre la masa, enrollar y... ¡listo!